Movimientos sociales venezolanos celebran sus logros en Unasur

Quito, 17 de noviembre de 2016 (MPPRE).- Poco a poco se van ocupando los espacios identificados con el nombre de cada país. Una imponente obra del ecuatoriano Oswaldo Guayasamín da la bienvenida a cada asistente. No es difícil saber cuáles son los asientos de la delegación de Venezuela. El amarrillo, azul y rojo ha vestido las mesas y está a punto de instalarse una reunión en donde la Patria de Bolívar tiene mucho qué decir.

Es el II Foro de Participación Ciudadana de Unasur. El primero fue en la hermosa Cochabamba, Bolivia, en los días de agosto de 2014. Ahora la Mitad del Mundo escucha la voz determinante de los pueblos, con sus verdades, con su lucha intacta marcada en la memoria, con la convicción de la soberanía en la sonrisa y con el paso firme en estos espacios de debate, que en otras instancias internacionales ni en sueños pudieran caminar.

De los 12 países que conforman la Unión de Naciones Suramericanas, 9 han enviado a sus representantes sociales, mientras Brasil participa por videoconferencia como observador. Todos con el sincero anhelo de explorar nuevas formas para que la participación ciudadana se fortalezca como garante de la democracia, la paz y las transformaciones de las que ya son protagonistas.

Llegado el tiempo, cada Nación toma la palabra para describir cómo en los últimos 10 años el poder popular ha pasado de ser una consigna para convertirse en un sujeto visibilizado. Cada breve tiempo se escuchan nombres que van tatuados en los discursos con tinta indeleble: Evo, Chávez, Néstor, Lula, todos vigentes, todos latiendo en el corazón de su gente.

Entre los venezolanos destaca un niño. Es el único infante en la sala. Quietamente se refugia en los brazos de su mamá, Liliana Díaz, una venezolana que representa al movimiento de personas con discapacidad en el país. En sus palabras quebrantadas explica que Jesús David, su hijo de 5 años, sufre una severa discapacidad motora y visual, "hoy puedo tener a mi hijo en mis manos porque gracias a la Revolución Bolivariana en Venezuela se ha logrado reducir significativamente la mortalidad infantil", dice entre lágrimas, mientras reflexiona sobre la Ley para personas con discapacidad que rige en Venezuela, "esa ley, por ejemplo, atiende a más de 480 personas que adquirieron alguna discapacidad durante las guarimbas (actos vandálicos protagonizadas por la oposición en 2014) y el gobierno los está apoyando a todos", sentenció.

Otras voces
Impregnado por la carga histórica que la cita representa, habla José Luis Salazar, un cumanés admirado por pisar la misma tierra en donde reposan los restos inmortales del Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre. "Venimos a decir la verdad de Venezuela. No podemos callar. Queremos decirle a la comunidad internacional que así como Sucre, la juventud venezolana está dando la batalla por mantener nuestros logros sociales", afirmó.

Carlos Sieveres, defensor de los derechos humanos y la justicia social, inició su intervención con preguntas como: "¿Cuánto tiempo esperaron nuestros pueblos por este momento?, ¿Cuánta sangre se derramó sobre estas tierras?", luego de la retrospectiva y rememorando palabras del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, recuerda que "estamos llamados a refundar la Patria Grande".

Por los adultos mayores de Venezuela participa César Sánchez quien plantea la necesidad de replicar en la región la experiencia venezolana a través de la Gran Misión En Amor Mayor y el otorgamiento de pensiones, entre otras iniciativas que él, retomando el pensamiento de El Libertador Simón Bolívar, describe como "la mayor suma de felicidad posible" para quienes representa.

En este segundo encuentro del Foro de Participación Ciudadana, la República Bolivariana de Venezuela ejerce la Presidencia Pro Témpore de Unasur y ha trabajado en pro de consolidar espacios para garantizar la diplomacia de los pueblos. FIN/PM. Fotos: AC.

Información adicional