Embajador Valero: Alarma sesgo del Alto Comisionado de DD.HH. contra el gobierno de Venezuela

Ginebra, 1 de mayo de 2017. (MPPRE).- El representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas(ONU) en Ginebra, embajador Jorge Valero, señaló que "alarma" el sesgo mostrado contra el Gobierno venezolano por el alto comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra' ad Al Hussein.

Valero se refirió a las declaraciones de prensa en las que el funcionario de Naciones Unidas señaló que "reprimir las voces disidentes, no resolverá la agitación" en Venezuela.

"El tema de los derechos humanos debe ser tratado de manera objetiva e imparcial, sin selectividad ni politización, en un espíritu de diálogo y cooperación, pero estos fundamentos del Sistema Universal de Derechos Humanos son obviados olímpicamente por el Alto Comisionado", dijo Valero.

Añadió que es lamentable y preocupante que el alto funcionario de la ONU se haga eco de la grosera campaña mediática internacional que se ha desatado contra Venezuela en los últimos meses para distorsionar la realidad de los hechos que acontecen en este país.

Afirmó que las infundadas declaraciones del Alto Comisionado para DDHH parecieran estar orientadas a oxigenar los sectores más extremistas de la oposición venezolana, que han activado una ola de violencia y terrorismo la cual ha sido respondida por el Gobierno Bolivariano con la bandera del diálogo y la paz.

"Venezuela ha expresado -digna y reiteradamente-, su profundo rechazo a esta manipulación de corporaciones transnacionales de la comunicación al servicio de oscuros intereses imperiales, que potencian falsas e infundadas noticias con el fin de desestabilizar el legítimo gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros", recalcó el vocero bolivariano.

No son "protestas pacíficas"
Valero manifestó que es alarmante la intencionalidad política subyacente en las declaraciones del alto comisionado, al no expresar condena alguna sobre los graves hechos de violencia extremista que de manera pública y notoria han ejecutado minúsculos grupos fascistas y terroristas en Venezuela.

"Estos actos vandálicos han ocasionado muertes y hechos de sangre, amén de serios daños a la propiedad pública y privada", detalló Valero, lamentando que el alto comisionado se refiera a estas acciones de grupos extremistas y terroristas, como si fueran simples "protestas".

"No son pacíficas las acciones de violencia y terrorismo que han azotado a la República, perturbando la tranquilidad ciudadana y enlutado hogares de Venezuela; son ejecutadas por grupúsculos bien entrenados, algunos financiados desde el exterior, cuyos miembros ocultan sus rostros y se arman con objetos contundentes, bombas de fabricación casera y hasta con armas de fuego", enfatizó el Embajador.

Agregó que estas inhumanas prácticas promueven asesinatos -incluso dentro de las propias filas de la oposición-, que luego son endilgados a las fuerzas de seguridad del Estado, para así hacer ver al mundo que en Venezuela se reprimen las libertades ciudadanas, con el objeto de propiciar una intervención extranjera.

Respeto a la soberanía de Venezuela
Al rechazar las declaraciones de Al Hussein, el embajador Valero indicó que "la vía que ha escogido el Gobierno Bolivariano para enfrentar el fascismo que promueve la violencia y el terrorismo, es garantizar la paz al pueblo venezolano y la estabilidad democrática".

Adicionó que ante la escalada golpista que se ha activado en Venezuela -que cuenta con la complicidad de gobiernos lacayos del imperio y de poderosos medios de comunicación internacionales-, el Gobierno ha respondido con determinación, garantizando el respeto de los derechos humanos y las libertades democráticas.

"Venezuela es un paradigma en materia de derechos humanos y en el ejercicio de las libertades democráticas. De ese camino nadie nos va a apartar, independientemente de los inconfesables propósitos que animen a los adversarios de nuestra democracia participativa y protagónica. La violencia y el terrorismo fascistas están siendo enfrentados y derrotados con el imperio de la ley", recalcó.

Valero destacó que no es la primera vez que el señor Zeid Ra´ad al Hussein se parcializa con la oposición venezolana, distanciándose, así, de la ecuanimidad y objetividad que debe observar un funcionario de tan alta responsabilidad en el sistema universal de derechos humanos.

Valero enfatizó que Venezuela ha decidido retirarse de la Organización de Eztados Americanos (OEA) soberanamente, pues esta organización ha ejercido su oprobioso papel como Ministerio de Colonias.

"El Alto Comisionado debe respetar la soberanía de Venezuela", puntualizó.

La paz y el diálogo se impondrán
El embajador Jorge Valero expresó que el pueblo venezolano en su gran mayoría rechaza la violencia y el terrorismo, y respalda los reiterados llamados a la paz y al diálogo que ha hecho el Presidente Nicolás Maduro Moros.

"La estrategia que ha escogido el Gobierno Bolivariano para mantener la paz y la estabilidad democrática, es el diálogo y la estricta observancia de las normas y estándares en materia de derechos humanos contemplados en la Constitución Nacional y en los tratados internacionales suscritos y ratificados por la República", señaló.

"Llamamos nuevamente al Alto Comisionado a que mantenga sus altas funciones al margen del debate político que existe en Venezuela, y más bien aliente el diólogo, la paz y el entendimiento entre todos los actores que hacen vida en el país. Ese debería ser su papel y no convertirse en un actor político parcializado", concluyó el representante diplomático. (Misión de Venezuela en la ONU Ginebra)

Información adicional