Mnoal reitera compromiso de redoblar esfuerzos ante amenazas del uso de armas nucleares

Caracas, 25 de abril de 2018 (MPPRE).- Un importante evento en materia de desarme se llevó a cabo este miércoles en el Palacio de las Naciones Unidas, promovido por la Presidencia del Movimiento de Países No Alienados (MNOAL) en Ginebra, a cargo de Venezuela.

El evento titulado “Relevancia del Tratado sobre la No Proliferacion de las Armas Nucleares (TNP).  Decálogo del MNOAL: los principios de Bandung” contó con la participación de destacados diplomáticos que son especialistas en materia de desarme, de Filipinas, Egipto e Irán.

Este debate se realiza en el contexto de la Segunda Sesión del Comité Preparatorio de la Conferencia de las Partes Encargadas del Examen del TNP, que se desarrolla en esta ciudad helvética, y en el cual participan autoridades de todo el mundo en el área de desarme.   

Al instalar esta relevante actividad, el representante permanente de Venezuela ante la ONU Ginebra y presidente del MNOAL, embajador Jorge Valero, señaló que ese Movimiento “ha asumido el compromiso de redoblar esfuerzos para eliminar la amenaza que supone, para la especie humana, la existencia de armas de destrucción en masa, en particular, las armas nucleares”.

“El desarme nuclear sigue siendo la máxima prioridad del MNOAL”, enfatizó Valero.

La representante permanente de Filipinas ante la ONU Viena, el gobierno de Austria y el Organismo Internacional de Energía Atómica, embajadora María Cleofe Natividad, centró su intervención en el desarme nuclear.

Por su parte, el representante permanente  de Egipto ante la ONU Ginebra, embajador Alaa Youssef, destacó la necesidad de crear una zona libre de armas nucleares en el Medio Oriente.

El representante permanente de Irán ante la ONU Viena,  embajador Reza Najafi, se refirió a la conveniencia de que el mundo haga uso pacífico de la energía nuclear.

Es el tiempo de los Pueblos del Sur
En embajador Jorge Valero hizo referencia a la histórica Conferencia de Bandung, Indonesia, realizada en el año 1955, como antecedente más inmediato de la creación del MNOAL.

“Los diez Principios de Bandung fueron la base programática de nuestro Movimiento; principios que deberían orientar las relaciones entre las naciones grandes y pequeñas”, expresó.

El diplomático venezolano precisó que desde entonces muchas cosas han cambiado, pero que sin embargo “se mantienen -e incluso se profundizan- las asimetrías entre los países en desarrollo y los desarrollados”.

Los países en desarrollo sufren invasiones foráneas y conflictos armados que son motivados, fundamentalmente, por intereses geopolíticos de grandes centros imperiales de poder”, manifestó.

Dijo Valero que la Cumbre de Margarita de 2016, y recientemente la Reunión Ministerial del Movimiento de Medio Término, celebrada en Bakú, Azerbaiyán, bajo la presidencia del canciller venezolano, Jorge Arreaza, abrieron nuevos horizontes a los países en desarrollo.

“Es el tiempo de los Pueblos del Sur. Necesario es renovar con más fuerza el espíritu de Bandung”, proclamó el embajador bolivariano ante la ONU Ginebra.

El buen uso de la energía nuclear
El presidente del MNOAL-Ginebra subrayó que  ese Movimiento ha destacado que el buen uso de la energía nuclear puede contribuir al progreso en general, y a superar las disparidades tecnológicas y económicas, en particular, entre los Estados desarrollados y en desarrollo, que son partes del TNP.

Por el contrario, recalcó que el uso de la energía nuclear con fines guerreristas representa una amenaza para la humanidad.

“El MNOAL ha subrayado que el desarme nuclear y la no proliferación se refuerzan de modo recíproco y son esenciales para el fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales”, añadió.

Valero destacó que el MNOAL cree firmemente que el establecimiento de zonas libres de armas nucleares.

“El MNOAL es un solidario mecanismo de integración de los países del Sur que agrupa a 120 países; dos terceras partes de las naciones que integran la ONU”, expresó Valero.

“El MNOAL ha nacido para perpetuarse en la historia; para defender la causa del Sur y contribuir a la paz y la fraternidad entre todas las naciones”, sentenció el diplomático bolivariano.

Información adicional