Discurso del canciller Jorge Arreaza en nombre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) durante el Segmento de Alto Nivel de la Reunión de Alto Nivel sobre la Consolidación y el Sostenimiento de la Paz

Señor Presidente,

1. Es un honor para la República Bolivariana de Venezuela hacer uso de la palabra en nombre de los 120 Estados Miembros que conforman el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL).

2. Ante todo, permítanos expresarle nuestro agradecimiento, Señor Presidente, por la convocatoria de esta Reunión de Alto Nivel sobre un tema de gran importancia para nuestro Movimiento, el cual trabaja incansablemente para reforzar su papel como una fuerza antibélica y amante de la paz. De igual manera, deseamos agradecer a quienes nos precedieron en el uso de la palabra por sus valiosas intervenciones.

3. Asimismo, los Estados Miembros del Movimiento se valen de esta oportunidad para encomiar la transparencia e inclusión con la que los Representantes Permanentes de Bangladesh y Lituania, en su capacidad de cofacilitadores de las negociaciones intergubernamentales del proyecto de resolución A/72/L.49 condujeron el proceso de negociación de dicho texto, el cual contó con la activa participación y espíritu constructivo del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), bajo el cabal liderazgo de la delegación de Kenia.

Señor Presidente,

4. En la actualidad vivimos en un mundo que enfrenta nuevas amenazas emergentes, múltiples y complejas, así como retos que atentan contra la paz y la seguridad internacionales, los cuales consideramos que deben ser abordados a través del multilateralismo, en el marco del derecho internacional.

5. Uno de los objetivos centrales del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) es la adopción de medidas eficaces para suprimir los actos de agresión u otras violaciones a la paz, con el propósito de defender, promover y alentar la resolución de controversias internacionales a través de medios pacíficos, de modo tal que no se ponga en riesgo la paz y la seguridad internacionales ni la justicia. Por consiguiente, consideramos que preservar, promover, alcanzar y mantener la paz y la seguridad internacionales debe continuar siendo una prioridad central en la agenda de las Naciones Unidas, motivo por el cual la comunidad internacional no debe escatimar esfuerzos en el campo de la prevención de conflictos y en el sostenimiento de la paz.

6. La prevención del estallido, continuación o recurrencia de conflictos es por lo tanto una responsabilidad colectiva; pero, más importante aún, es una responsabilidad nacional, que podría en ocasiones beneficiarse de la asistencia objetiva, imparcial y del apoyo que las Naciones Unidas puedan brindar, previa solicitud, y en colaboración con organizaciones regionales y subregionales y con otros actores pertinentes, según corresponda.

7. Por otra parte, el Movimiento de Países No Alineados, si bien reconoce que existen diversas herramientas a disposición de la comunidad internacional y las Naciones Unidas para garantizar el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, incluyendo la diplomacia preventiva, destaca la importancia del uso de estas herramientas de buena fe y no como un instrumento para interferir en los asuntos internos de los Estados Miembros, respetando estrictamente los principios del derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a de cooperación entre los Estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

8. Asimismo, resaltamos la necesidad de la participación e inclusión de todos los sectores de la sociedad en los procesos de paz, incluyendo las mujeres y los jóvenes, quienes juegan un papel importante en la prevención y resolución de conflictos, al igual que en los esfuerzos para el mantenimiento y consolidación de la paz y en el desarrollo de sociedad pacíficas y resilientes. La integración es un elemento clave para obtener progresos en los procesos y objetivos de consolidación de la paz nacional con el propósito de garantizar que las necesidades de todos los sectores de la sociedad sean tomados en consideración.

Señor Presidente,

9. El Movimiento de Países No Alineados reafirma su compromiso con la promoción de la resolución pacífica de disputas, de conformidad con el Artículo 2 y el Capítulo VI de la Carta de las Naciones Unidas, así como con todas las resoluciones pertinentes de la ONU y el derecho internacional en su conjunto, para contribuir al fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales y para salvar a las generaciones futuras del flagelo de la guerra y de conflictos armados, incluso a través del fortalecimiento del papel de las Naciones Unidas en la resolución pacífica de controversias, la prevención y la resolución de conflictos, la generación de confianza, la reconciliación nacional y la consolidación de la paz, la rehabilitación, la reconstrucción y el desarrollo post-conflicto.

10. En este sentido, permítanos señalar que durante la XVIII Conferencia Ministerial del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), celebrada hace tan solo unas semanas en Bakú, República de Azerbaiyán, los Ministros resaltaron que las causas raigales de los conflictos deben ser abordadas de forma coherente, bien planificada, coordinada y exhaustiva, junto con los demás instrumentos políticos, sociales, económicos y de desarrollo. De igual forma, hicieron énfasis en que las Naciones Unidas deben prestar la debida atención a la manera en que se puedan llevar a cabo esos esfuerzos desde la primera etapa de la participación de las Naciones Unidas en las situaciones posteriores a los conflictos y se deban continuar sin interrupción después de la partida de la operación de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, para garantizar una transición tranquila hacia la paz y una seguridad duradera, así como el desarrollo sostenible. En este contexto, subrayaron la necesidad de mejorar las sinergias entre las actividades de mantenimiento y consolidación de la paz para obtener el objetivo final del sostenimiento de la paz.

11. Nuestra postura es de gran relevancia, teniendo en cuenta que, en la mayoría de los casos, entre las causas estructurales de los conflictos se encuentran, entre otras, la pobreza, el hambre, las desigualdades – incluyendo aquellas relacionadas con el género –, las violaciones a los derechos humanos y libertades fundamentales, la injusticia, la falta de empleo y acceso a la educación, las deficiencias en materia de rendición de cuentas y el mal manejo de los recursos naturales; todos éstos constituyen elementos básicos de un objetivo integral y del proceso para sostener la paz.

Señor Presidente,

12. El Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) ha tomado nota del enfoque del Secretario General sobre el mejoramiento de la interrelación entre los compromisos políticos de las Naciones Unidas y las operaciones de paz desplegadas sobre el terreno. No es necesario exagerar la necesidad de romper con las estructuras compartimentadas dentro de la Organización, incluso con el fin de que los mandatos de mantenimiento y consolidación de la paz y las operaciones estén bien calibradas en el marco de los amplios objetivos políticos y de desarrollo para el sostenimiento de la paz.

13. Por otra parte, los Estados Miembros del Movimiento han también tomado nota de los esfuerzos del Secretario General para integrar sus propuestas para la reforma sobre paz y seguridad, el desarrollo y la gestión interna en una narrativa coherente. Asimismo, hemos tomado nota de su propuesta concreta referente a la arquitectura de consolidación de la paz de las Naciones Unidas, incluyendo la Oficina de Apoyo a la Consolidación de la Paz, para servir como un punto de partida para la promoción de una coherencia integral del sistema sobre consolidación y sostenimiento de la paz, así como sus propuestas para recursos mejorados, predecibles y sostenibles que coincidan con el enfoque efectivo de las Naciones Unidas y su trabajo en la consolidación y sostenimiento de la paz. Esperamos mantener el impulso creado en esta ocasión y entablar discusiones profundas para considerar todas estas propuestas y recomendaciones, incluyendo su seguimiento e implementación, en preparación del Examen de la Arquitectura de Consolidación de la Paz de 2020.

14. Para finalizar, el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) hace énfasis en que no puede haber desarrollo sin paz y en que no hay paz sin desarrollo; por lo tanto, debemos trabajar juntos, redoblar nuestros esfuerzos y mejorar las sinergias entre las actividades de mantenimiento y consolidación de la paz, según corresponda, para alcanzar el objetivo final del sostenimiento de la paz, el cual será fundamental para cumplir con los compromisos acordados por nuestros Jefes de Estado y de Gobierno cuando adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la cual busca, entre otros, fortalecer la paz universal.

Muchas gracias, Señor Presidente.

Nueva York, 24 de abril de 2018

Información adicional