Discurso del presidente Nicolás Maduro ante la ANC

Palabras del ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, durante el acto de juramentación ante la Asablea Nacional Constituyente.

 


Presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez: Ciudadano Presidente, voy entonces a tomarle juramento ante esta Asamblea Nacional Constituyente, habiéndose cumplido con el Decreto constituyente del 1 de marzo de 2018, que convocó a elecciones el 20 de mayo de este año. Habiendo recibido de igual forma el informe con las resultas de este proceso electoral y la certificación que lo acredita como Presidente electo para el período constitucional 2019-2025 ante esta solemne y plenipotenciaria Asamblea Constituyente le tomo juramento.

Jura usted cumplir y hacer cumplir las leyes de la República, jura usted ser leal al mandato del pueblo de Venezuela que lo reeligió para conducir el destino de esta patria, jura usted promover la unión nacional, el encuentro y la reconciliación del pueblo de Venezuela, jura usted fortalecer el carácter antiimperialista y antioligárquico de la Revolución Bolivariana y del carácter socialista de este profundo proceso de transformación.

Jura usted ser leal al legado histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y del comandante Hugo Chávez, jura usted defender y consolidar la paz y la independencia nacional de Venezuela. ¿Lo jura?

Presidente Nicolás Maduro: Ante este poder constituyente plenipotenciario, ante la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ante el pueblo de Venezuela, ante toda la patria y ante Dios juro cumplir y hacer cumplir nuestra Constitución Bolivariana, y llevar adelante todos los cambios revolucionarios que nos permita llegar a la Venezuela potencia de la paz, la prosperidad y la felicidad de nuestro pueblo. Lo juro.

Presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez: Si así lo hiciere, que Dios y el pueblo de Venezuela se lo recompensen.

Ciudadano secretario sírvase indicar el siguiente punto del orden del día.

Secretario de la Asamblea Nacional Constituyente, Fidel Vásquez: Alocución del presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, ciudadano Nicolás Maduro Moros.

Es todo Presidenta.

Presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez: Invito al Presidente de la República a hacer uso de la tribuna de oradores para que se dirija al país.

Presidente Nicolás Maduro: Queridos y queridas constituyentes, ciudadano Presidente del Poder Ciudadano, Fiscal General de la República, Tarek William Saab; miembros del poder ciudadano, Contralor, Defensor del Pueblo, Presidente del Poder Judicial y del Tribunal Supremo de Justicia, doctor Maikel Moreno y a todos los Magistrados y Magistradas de la República; doctora Tibisay Lucena, Presidenta del Poder Electoral y a todas las rectoras y al rector del Consejo Nacional Electoral, compañero Tareck El Aissami, Vicepresidente Ejecutivo; Vicepresidentes de Gobierno presentes, Ministros, Ministras.

Compañeros del Alto Mando Militar conjunto, general en jefe Vladimir Padrino, almirante en jefe Remigio Ceballos; comandantes del Ejército, la Armada, la Aviación, la Guardia Nacional Bolivariana, la Milicia Nacional Bolivariana, Jefe del Estado Mayor del CEO, Jefe de la REDI capital, querida Fuerza Armada Nacional; ahora vamos a tener un encuentro de mucho sentimiento y mucha fuerza moral y espiritual, queridos hermanos. Embajadores, Embajadoras, encargados de negocios de los países acreditados en Venezuela.

Quiero agradecer las más de 90 cartas, telegramas, comunicados, llamadas que he recibido de Jefes de Estado y de Gobierno del mundo entero, de África, de Asia, de América Latina, del Caribe y más allá, son muestras de cariño de la Comunidad Internacional, la verdadera Comunidad Internacional que es la inmensa suma de las naciones y pueblos del mundo, gracias a nuestros hermanos y hermanas del mundo.

Compañera primera combatiente, Cilia Flores, bienvenida; constituyentes, Gobernadores, Gobernadoras legítimos, gracias por todo su esfuerzo, gracias por los resultados extraordinarios, un liderazgo colectivo forjó el comandante Chávez y se ve a lo largo y ancho. Alcaldesa de Caracas compañera Erika Farías Peña.

Vengo aquí a entregar mis credenciales como Presidente electo, en libres comicios el pasado domingo 20 de mayo, para el período 2019-2025, fue esta Asamblea Nacional Constituyente la que convocó a cumplir el ciclo electoral constitucional, de manera consecutiva e impecable. Fue la Asamblea Constituyente en ejercicio y uso de sus poderes soberano, plenipotenciario, único, como manda la jurisprudencia, la práctica histórica y el mandato constitucional tajante y expreso, en uso de esos poderes, quien tomó las banderas de la paz y de la democracia, fue la Constituyente la que asumió y entendió desde muy temprano, a penas instalada el 4 de agosto del año 2017, fue la Constituyente la que entendió la necesidad de ir a renovar electoralmente las autoridades municipales, regionales y de autoridad del Poder Ejecutivo central del país. Así debemos reconocerlo todos los venezolanos y venezolanas, es la Asamblea Nacional Constituyente la que asume la iniciativa nacional, para convocar las elecciones de gobernadores y gobernadoras aquel 15 de octubre y sorprende al país con su formulación, diciendo que la paz debe ir más allá, que la paz debe ser política, que la paz debe ser social, que la paz debe abarcar, darle el poder al pueblo para la toma de sus decisiones y es la Constituyente constructora de la paz. Esta Constituyente convocada para construir la paz, la que convoca las elecciones de los 23 Estados del país; como mandato de la Constitución podemos reconocer el éxito total y absoluto de esa convocatoria, y a los pocos días de realizarse las elecciones del 15 de octubre vimos a todos los candidatos, a todas las candidatas electas por el pueblo como gobernadores y gobernadoras, venir a rendir su tributo, a subordinarse a la Asamblea Nacional Constituyente y a prestar juramento para su nuevo mandato —primero antes que nada— ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Estamos haciendo historia, todo esto es historia nueva, porque en Venezuela hay una revolución democrática, profunda, pacífica, constitucional; hay una revolución en etapa constituyente, creando y canalizando las fuerzas de la Nación por la vía política, democrática, pacífica. Casi de manera inmediata la Constituyente asumió el próximo paso de renovación constitucional de los poderes públicos del país, en uso de sus facultades soberanas y plenipotenciarias, indiscutible, que cubren todo el territorio nacional y todas las áreas de la vida social, política, institucional del país. Inmediatamente en el propio mes de octubre, no había finalizado el mes de octubre y la Asamblea Nacional Constituyente fijó fecha para la renovación de los alcaldes y alcaldesas de los 335 Municipios del país, 10 de diciembre, fin de año 2017, e inmediatamente el Poder Electoral como poder constituido, demostrando una gran capacidad logística, organizativa, una gran eficacia, una gran eficiencia se dispuso a organizar las elecciones de los 335 Municipios del país, cubriendo todo el territorio nacional de los 23 Estados, más el Municipio Libertador de Caracas.

Y así fue la fecha señalada, nuestro pueblo acudió a la campaña electoral libre, democrática, abierta, pacífica, participativa y el 10 de diciembre acudió a los centros electorales, 14 mil centros electorales, a las 34 mil mesas electorales, y allí eligió democraticamente a quienes hoy son los alcaldes y las alcaldesas de los 335 Municipios de nuestra amada patria.

Electos y electas también, todos y todas, alcaldes y alcaldesas de los 335 Municipios del país, vinieron como manda —los poderes plenipotenciarios de esta Asamblea Nacional Constituyente— a jurar y a asumir sus cargos ante este Poder magno de la República, y a subordinar sus cargos a la Asamblea Nacional Constituyente, y así en la primera semana después de las elecciones, quedaron investidos por esta Asamblea Nacional Constituyente, y asumieron sus cargos los 335 alcaldes y alcaldesas del país. En ese momento se abrió un debate, porque la Constitución obliga a elecciones cada seis años, y en el cronograma electoral estaba fijado el año 2018 para la elección presidencial, y lo dije más allá del cansancio, llueva, truene o relampaguee en Venezuela en el año 2018 habrá elecciones presidenciales; lo dije hasta el cansancio en el año 2014, 15,16, 17.

Porque un sector de la derecha extremista venezolana, de la oposición extremista, pretendía que se adelantaran las elecciones presidenciales para el 2014, para el 2015, para el 2016 y salían a las calles en el 2016, 2017, única consigna: ¡Elecciones presidenciales ya…! Y no había declaración que hicieran los líderes de esa derecha conspirativa; hoy extinta, donde no dijeran elecciones ya, elecciones ya, y yo en aquel momento les decía sí elecciones pero cuando toque, y en el año 2018 si quieres hacemos elecciones el primero de enero le decía yo.

pero es en el 2018, es el mandato y la obligación constitucional. Y como le expliqué ante el Poder Electoral el martes pasado, extensamente ya lo expliqué, no lo voy a repetir aunque no está demás siempre reiterar una nueva idea; yo convoqué a la continuidad, a la continuación de los procesos de diálogos por la paz que había instalado desde abril del 2014, que por culpa de la oposición se habían suspendido en varios momentos, y que yo perseveré, y reinstalé en el 2015, reinstalé en noviembre del 2016, reinstalamos en el 2017 en varias oportunidades y afortunadamente en diciembre del 2017 con la ayuda del presidente de República Dominicana, Danilo Medina y el apoyo, la facilitación, el acompañamiento del ex presidente español Rodríguez Zapatero volvimos a instalar en República Dominicana. Y así en República Dominicana en el mes de diciembre, enero se desarrollaron intensas negociaciones para llegar a un plan de garantías electorales consensuadas, para convocar en fecha consensuada las elecciones presidenciales, yo abrí las compuertas, los convoqué, busqué el apoyo internacional y lo logré, lo senté a conversar en República Dominicana, allí yo designé al doctor Jorge Rodríguez, hoy vicepresidente,  en aquella época era alcalde de Caracas, estaba entregando la Alcaldía de Caracas aunque siempre como líder revolucionario que es; desde la Alcaldía de Caracas estuvo al frente de todos los procesos de diálogo, ahora como ministro y vicepresidente de Gobierno, él es testigo de primera línea y el compañero Elías Jagua también, y la presidenta de la Constituyente, y el embajador emblema nacional Roy Chaderton, nuestro buque insignia le digo yo, el buque insignia de la diplomacia bolivariana, aunque ahora se está dejando la barba y se parece a Carlos Marx, dice que es marxista. Ellos son testigos excepcionales de cómo se desarrolló una intensa negociación política y se establecieron las bases consensuadas de garantías electorales y se estableció una fecha consensuada del 22 de abril de este año para las elecciones presidenciales, cuando fui informado por los presidentes y el ex presidente, cuando fui informado por toda la delegación de este acuerdo, les confieso que fue uno de los días más felices de los últimos meses, llegar a un acuerdo con la oposición para medirnos pelo a pelo, cara a cara, medirnos, como quien va por un campeonato mundial y está preparado, entrenado, y quiere que el contrincante  venga con todas sus fuerzas. No da cuartel, ni pide cuartel, no da ventajas, ni pide ventajas. Así quería yo ese 22 de abril y me sentía feliz para ir con toda nuestra fuerza, para ir con todo nuestro amor, para ir con todo nuestro pueblo a esa batalla política, electoral, pacífica, cívica, republicana. Pero la dicha no duró tanto, una llamada desde Bogotá, del secretario de Estado Rex Tillerson al jefe de la delegación de la oposición Julio Borges, minutos antes de firmarse el acuerdo, frustró el acuerdo de paz, de diálogo, de concordia y de elecciones en Venezuela. Deben saberlo civiles y militares, la búsqueda de la paz ha costado esfuerzo, y siempre ha contado con la conspiración permanente del imperio gringo y de la oligarquía colombiana.

Yo de todas maneras agarré el acuerdo y lo firmé, lo entregué al Consejo Nacional Electoral y dije: “Este es la base consensuada que yo acepto para ir a unas elecciones.” Y se reabrieron conversaciones, negociaciones con distintos sectores políticos, y se propuso una nueva fecha, 20 de mayo. Y el 20 de mayo cuando ya estaba consensuado se anunció entonces un grupo de los que había consensuado la fecha recibió la presión brutal del ex encargado de Negocios en Venezuela, Todd Robinson quien está tomando su avión para Estados Unidos a esta hora…

Con presiones brutales, indebidas, inmorales, hubo quienes como Henry Ramos Allup, mi gran amigo Henry Ramos Allup prefirió la visa gringa que su partido Acción Democrática y que la candidatura presidencial. Así se lo dijo a sus amigos: “Yo prefiero la visa gringa que unas elecciones donde voy a perder…” Así se lo dijo, así fue, sacrificó a sus gobernadores, a sus líderes regionales, a sus líderes de base que seguramente hoy estarían disfrutando de algunas victorias, porque tienen cómo ganar elecciones también en Estados, en Municipios, y estarían contando una buena cantidad de diputados a los Consejos Legislativos, en el Táchira, en Nueva Esparta, en Anzoátegui, en Mérida, en los llanos por ejemplo. Pero no, no valió para nada la vida política normal de su partido, de su gente, no valió sus intereses personales mezquinos, su visa gringa y sus negocios en Miami, la verdad. Así y todo fuimos convocados un grupo de líderes políticos a firmar garantías electorales, se estableció la fecha del 20 de mayo definitiva por parte de la Asamblea Nacional Constituyente, y ya sabemos lo que ocurrió, nuestro pueblo acudió, las elecciones fueron apuñaleadas en medio de su proceso, pero así y todo con puñal en mano, sin puñal en mano hoy podemos decir Venezuela ha tenido unas elecciones libres, justas, necesarias, legales, constitucionales, legítimas y por eso he venido a entregar mis credenciales, emanadas del voto popular y emitidas por el Consejo Nacional Electoral, como Presidente electo para el período 2019-2025, y se me ha hecho entrega de un Decreto Constituyente de fiel cumplimiento, para que continúe en el ejercicio de la presidencia y el 10 de enero del próximo año proceda a mi juramentación, para el nuevo período para el cual el pueblo me ha dado su poder, me ha dado su confianza, me ha dado su voto. Pido a Dios me bendiga, pido a Dios me proteja, pido las bendiciones del pueblo.

Asistente: Dios te bendiga, Presidente.

Presidente Nicolás Maduro: Amén. Y Dios bendiga a nuestro pueblo.

Necesitamos mucha fuerza espiritual de esta tierra, de nuestros ancestros, necesitamos toda la fuerza de la historia, necesitamos toda la fuerza de Dios, necesitamos toda la fuerza de un pueblo, necesitamos toda la fuerza de unión republicana cívico-militar o de la unión cívico-militar republicana, sólida, consolidada, sin fisuras, viendo al futuro, eso lo necesitamos, necesitamos rejuvenecer todas nuestras energías, como rejuvenecido estoy en aquel retrato que me traen de regalo un grupo de Constituyente, ve, salgo con el bigotito negro, el cabello negro, ese soy yo, joven eterno, ese es el retrato de la juventud eterna ¿De dónde me traen ese retrato? De Mérida, gracias a Mérida vale, bella Mérida, gracias merideños y merideñas, gracias ¡Que Dios bendiga Mérida!

Y yo vengo además con el espíritu del futuro, de la construcción de lo nuevo, compañeros, compañeras, compatriotas que me escuchan, Venezuela necesita un nuevo comienzo en revolución, con revolución y para hacer revolución, escuchemos bien, escuchemos bien el clamor de un pueblo y también sus silencios, aprendamos a escuchar el clamor y los silencios del pueblo, que ha pasado sin sabores, con paciencia, con conciencia, que ha enfrentado dificultades de la guerra económica, eléctrica, política, psicológica desde distintos signos, de las conspiraciones permanentes. Escuchemos profundamente, yo he escuchado profundamente a este pueblo, en estos 25 días de campaña intensa que recorrí el país, una vez y media, pude ver y pude escuchar a un pueblo, sus palabras, sus miradas y ver sus sonrisas, también sus incertidumbres y sus esperanzas. Me convencí de la necesidad de un nuevo comienzo de la Revolución Bolivariana.

De hacer de nuevo todo con el espíritu renovador más grande, que sólo un maestro como Hugo Chávez pudiera enseñarnos o sólo un maestro como el pueblo pudiera enseñarnos, la revolución permanente que pregonaba el comandante Chávez, una revolución que sepa aceptar el látigo del enemigo imperialistas, que no se duerma y que aprenda a hacerse y rehacerse, a crearse y recrearse de manera permanente compañeros, compañeras. Esto no es un problema de Maduro, sería muy sencillo si fuera el problema de un hombre, si fuera un problema mío, o sólo de mí incumbencia,  es un reduccionismo estúpido, se lo digo a nuestro pueblo que tanta conciencia tiene en las calles. Es un reduccionismo estúpido creer que es un problema de Nicolás Maduro. Es un problema de un país entero que tiene derecho a vivir, a soñar y tiene derecho a un futuro esplendoroso nuestro país. Es un problema de todos y todas, pero sobre todo estando ante ustedes líderes y lideresas, poder constituyente de la patria, es un problema de los revolucionarios y las revolucionarias de este país que somos millones, millones, revolucionarios y revolucionarias.

No sé qué ha dicho María León, qué ha dicho la Real Academia de la Lengua, si se puede decir millonas. ¿Qué dice Diosdado? ¿Se puede?, Mario Silva ¿Está de acuerdo?

¡Aprobado! ¿Millones y millonas? ¿Qué dice Earle Herrera? Experto en lenguas, lingüística perdón ¿Se puede o no se puede? Profesor. ¿Lo metemos en el diccionario? Es que provoca, yo digo millones y me provoca porque es medio discriminatorio ¿No?

Bueno, más allá del comentario, es así ¿Qué hacemos? ¿Cómo lo hacemos? Y ¿Qué resultado tenemos en nuestro esfuerzo? Mientras más responsabilidad mayor, mientras más responsabilidad política en el cargo, es lo primero y los cargos de dirección del país, y mientras más responsabilidad política y moral por el amor que tenemos por Venezuela aunque no tengas cargo, pero ames este país desde tu casa, desde tu trabajo, desde tu familia y sientas responsabilidad por este país como el que más, como me lo ha dicho el pueblo: No eres tú Maduro, somos nosotros.

¡Qué bello pueblo tenemos, qué grande pueblo tenemos!

En Venezuela el pueblo es la vanguardia, como dice un amigo mío, desde hace tiempo. En Venezuela el pueblo es la vanguardia, hay que escribir eso y desarrollarlo porque en Venezuela el pueblo va adelante con las ideas, con el trabajo, con el ejemplo, con el sacrificio, con la sonrisa, con el optimismo, el pueblo va adelante de todos nosotros, en eso soy dogmático, no creo que ninguno de nosotros vaya adelante del pueblo, lo creo así, no, aquí va adelante ese pueblo hermoso y no lo estoy sublimando o mitificando, no, es una realidad venezolana porque es un pueblo, es el pueblo glorioso de los libertadores, además es el pueblo que captó, que recibió la siembra espiritual de nuestro comandante Chávez. Si algo forjó nuestro comandante amado, fue la conciencia en ese pueblo, la visión estratégica, la visión histórica, la capacidad de enfrentar con coraje.

He escuchado muy bien y lo primero que llamo, es una transformación del liderazgo, de la revolución, una transformación de la jefatura de la revolución. No estamos haciendo lo suficiente, ni lo estamos haciendo bien, hay cosas buenas que hacemos pero no quiere decir que las estamos haciendo bien y ni estamos haciendo lo suficiente. No, nos caigamos a coba nosotros mismo, ni le caigamos a coba a nadie en este país.

Aplausos.

Hace falta una gran rectificación profunda, hace falta un reaprendizaje profundo, hace falta hacer las cosas de nuevo, mejor. Hay que hacer las cosas de nuevo y mejor, más allá de la consigna, más allá del aplauso.

¡No estamos haciendo las cosas bien, y tenemos que cambiar a este país! Pero tenemos que empezar por nosotros.

Quiero decir lo más bajito posible, como dice la canción, suavecito. Es Despacito, la canción. Y no estoy hablando por hablar, porque se me ocurrió un discurso que tenía que dar hoy aquí. No. Estoy abriendo mi alma. Creo que no ha habido un Presidente en la historia de este país, sometido a tanta persecución imperialista, a tanto látigo y amenaza imperialista; claro que nuestro comandante Chávez fue sometido, sí. Pero el período que me ha tocado vivir y estoy viviendo de acoso imperialista y persecución imperialista mundial contra el liderazgo de la revolución. ¿Y eso por qué me lo hacen? ¿Y eso por qué nos lo hacen? Por nuestra lealtad. Si Maduro no hubiera sido leal a un pueblo y a una causa. Si no hubiéramos sido leales a una causa estaríamos en los titulares de New York Time con una sonrisa, o estuviéramos en Bogotá abrazando y besando a Santos, como se han ido algunos a besar y a abrazar a Santos. ¡Qué asco! ¿No? ¡Guácala! Como dicen los niños.

¿Ustedes saben qué es irse a traicionar con la oligarquía bogotana la causa de la patria? Eso ni siquiera se llama traición, eso no tiene nombre.

Así que camaradas si de algo pueden servir mis palabras de hoy ante esta Asamblea Nacional Constituyente, ya investido del Poder Popular para un nuevo mandato del 2019-2025, es a llamarlos a todos y a todas a hacerlo todo de nuevo, hacernos de nuevo, hacer las cosas nuevas, buenas, mejores; a mejorar la calidad de nuestro trabajo; a dedicar nuestro sacrificio, nuestro tiempo verdadero; a buscar los resultados esperados en cada tarea que se le entrega, al ministro, a la ministra, al compañero, a la compañeras, a buscar la calidad, el resultado, la atención y la solución de los problemas. No hay excusas, no hay excusas, tenemos todo el poder político de este país; tenemos todas las gobernaciones, todas las alcaldías, todos los Consejos Legislativos los ganamos, los 23 Consejos Legislativos, la Asamblea Nacional Constituyente y la Presidencia de la República

No podemos tener excusa para atender los problemas del pueblo compañeros, compañeras.

Y yo lanzo seis líneas de acción tácticas en los logros inmediatos que tenemos que tener compañeros, gobernadores, gobernadoras, tengo mucha fe en ustedes, en el liderazgo colectivo que representamos. Alcaldes y alcaldesas tengo mucha fe de ustedes para hacer gobierno diario, permanente, de calle, en la mañana en una comunidad, como le decía a Érika Farías el otro día, a las siete de la mañana una parroquia, a las 12 otra, a las 6 de la tarde otra, a las 10 de la noche otra, para que ustedes vean cómo vamos construyendo una conciencia superior a nuestro pueblo; cómo vamos profundizando su organización, cómo vamos atendiendo los problemas. Sólo el pueblo salva al pueblo. Pero si no buscamos al pueblo ¿Quién va a salvar al pueblo? ¿Superman? ¿O súper Nico? No hay súper Nico, como tampoco hay Superman. Hay súper pueblo, ese sí hay, bastante súper pueblo hay, pero hay que buscarlo, motivarlo, organizarlo, apoyarlo. Al súper pueblo hay que apoyarlo compañeros, compañeras.

Aplausos.

Y yo desde ya me puse a trabajar, porque ese es el mandato que tengo compañeros observadores internacionales que aún están en Venezuela, querido observador Navarro de nuestra hermana Chile, aquí lo veo, saludos y a toda la delegación que aún permanece en Venezuela.

El aire acondicionado está botando aire caliente ¿verdad? Esa es culpa de Omar Barboza, han puesto este Palacio Federal Legislativo en la última vale, yo, perdonen que hablen de mí, nunca hablo de mí, entre Nicolás Maduro y Cilia Flores, porque yo fui Presidente de la Asamblea Nacional un año y media, y medio —perdón— y Cilia después estuvo 4 años y medio, después vino Diosdado y entre nosotros, porque Diosdado vino como 15 años, y entre nosotros y nosotras, pusimos este Palacio Federal Legislativo que es un patrimonio cultural de la Nación, un patrimonio arquitectónico, lo pusimos pepito, bello. Hay que ver como Ramos Allup y Omar Barboza y el prófugo de la justicia Julio Borges lo destruyeron ¡Se están cayendo los chaguaramos! Me dijo ahorita la Presidenta de la Constituyente, el aire acondicionado que es tan sencillo que funcionaba aquí, que siempre fue muy frío, miren estamos sudando como que estuviéramos en un gimnasio, los baños abandonados, todo, todo abandonado. Yo le he dicho a la Presidenta de la Asamblea Constituyente que me presente un punto de cuenta, que ya tiene elaborado, para aprobarles recursos y hacer una recuperación completa del Palacio Federal Legislativo.

De inmediato una inversión, porque esto le pertenece a todos los venezolanos y la Asamblea Nacional adeco-burguesa lo descuidó, lo destruyó, lo ranchificó otra vez, así que está haciendo bastante calor, están disfrutando los fotógrafos internacionales con estos gestos, mira, seguro el título de la BBC va a ser “Maduro suda la gota gorda” o “suda con la gorda gota” —se ríen los fotógrafos, se ríen— pero ustedes saben que es verdad.

Yo le digo Vicepresidente, Ministros, compañeros, todos, al Partido Socialista Unido de Venezuela, que otras vez acaba de romper récord de porcentaje y de votación, los felicito compañeros, compañeras.

A pesar de todas las campañas contra el Partido Socialista Unido de Venezuela, fenómeno al Movimiento Somos Venezuela que ha nacido a buen pie, al Gran Polo Patriótico, a todos, al Partido Comunista de Venezuela, al Partido Patria para Todos, a Podemos, al MEP, a UPV, a Tupamaro, a Independientes por el Cambio, al Movimiento Evangélico ORA, no se me olvida ningún otro, a todos, a los movimiento sociales, al IPC ¿No eres tú? No, Alianza para el Cambio, a los empresarios de la clase media, a los trabajadores, al movimiento de sexo diversidad, a las mujeres, a la juventud, a todos.

Y cuando yo digo esto es porque aspiro, hermanos, hermanas, de verdad, desde mi propia vida, desde mis propias responsabilidades aspiro que todos renovemos nuestra energía, nuestro espíritu y cambiemos los métodos de trabajo, a que todos hagamos un sistema de gobierno popular eficiente, eficaz, nuevo, a que todos, constituyentes, compañeros, compañeras, gobernadores, alcaldes, asumamos las responsabilidades con un espíritu nuevo, a que hagamos cada plan, cada misión, cada gran misión, con una óptica nueva, renovada, abarcadora, de eficacia, de resolución de problemas, a que ataquemos de varios flancos el mismo objetivo, como dice Padrino ¿Cómo es que tú me dices en ese sentido? Un ataque de distintas direcciones de aproximación, municipales, regionales, sectoriales, nacionales, para provocar lo que la Revolución Bolivariana en su primera etapa logró y mantenemos un resurgimiento de la conciencia nacional, una superación de la pobreza y la miseria, una distribución de la riqueza creciente, un desarrollo real, social, integral del país. ¿O es que la revolución no lo logró? A pesar de los golpes de estado del 2001, 2, 3 y 4 ¿Es que en ese período maravilloso el 2005, 6, 7, 8, 10, 11, 12, la revolución no logró los más altos estándares de educación, cultura, igualdad, inversión? Y después vinieron las tempestades luego de la partida de nuestro Comandante, era de esperar, en medio de las tempestades defendimos los derechos del pueblo, pero sin lugar a duda están las heridas allí de una guerra inclemente que yo denuncié desde temprano y las heridas a veces las sanamos pero vuelven a supurar.

Necesitamos avanzar hacia un país estable, hacia un país sólido, hacia un proceso profundo de seguridad social basada en la creación de riqueza real, hacia una estabilidad económica de crecimiento, hacia un Estado nuevo de prosperidad, hacia allá debemos avanzar.

Yo he empezado a trabajar en el nuevo espíritu y pido ayuda, pido ayuda, le pido ayuda a toda Venezuela, pido su ayuda y su acompañamiento, ya basta de que por aquí, por allá alguien pretenda sabotear el camino de Venezuela. Es como que vayamos en un barco a remo y en vez de remar, acompasados todos juntos, haya quienes no remen, haya quienes remen para atrás o haya quienes remen par los lados ¿Qué podría pasar con ese barco? Entraría en un remolino, que es lo que ha querido el imperialismo norteamericano para dominar nuestra patria, meter a nuestro país en un remolino de contradicciones, de problemas insalvables, de desesperanza, de incertidumbre para fracturar el país, para fracturar las instituciones. Esa es la razón verdadera, vamos a remar todos juntos, yo le pido el apoyo a todo el pueblo de Venezuela, a los que votaron por mí, a los que votaron por otros candidatos, a los que no votaron por nadie, pido la unión nacional para que rememos juntos y llevemos este barco hacia estadios superiores de tranquilidad, de paz, de felicidad social, de recuperación económica verdadera.

Y ya yo arranqué, dije que iba arrancar con un gran diálogo, ya tengo agendado diálogos políticos, cultural, social. Quiero escuchar a los intelectuales de este país, a los que escriben, a los que piensan quiero escucharlos, a ver cómo está la creatividad nacional, la inteligencia nacional; quiero escuchar a los políticos del otro bando, de la oposición, soy capaz de escucharlos a todos, sí, soy capaz y lo necesitamos; quiero escuchar a los sectores empresariales, ya aquí hay un Presidente bien, bien experimentado y yo conozco muy bien a todos los sectores empresariales del país, los conozco bien, sé que no me pueden caer a coba y puedo tenderle la mano para un nuevo comienzo a todos los empresarios del país, para un nuevo comienzo, empresarios pequeños, medianos, grandes a todos los empresarios de todas las empresas internacionales.

Ayer el vicepresidente de Comunicación y Cultura, el doctor Jorge Rodríguez tuvo una reunión con los embajadores de la Unión Europea en Venezuela y entre algunos temas, una reunión muy cordial, le plantearon algunos problemas que tienen las empresas europeas en Venezuela, yo ordené inmediatamente al ministro Simón Zerpa y al vicecanciller Iván Gil que convocaran a todos las empresas europeas a Venezuela, sus directivos a una reunión de trabajo para resolver los problemas que tengan y que traigan nuevas inversiones, y si hay algunas deudas las convertimos en inversión de crecimiento, y yo quiero recibir a uno por uno de los presidentes o de los directivos de las empresas europeas que vengan, y así lo digo para las empresas de Asia, de Europa, de China, de Rusia, de la India, de Bielorrusia, de Irán, de América Latina, del Caribe, las empresas nacionales e internacionales, vamos, y también en lo político.

Ayer recibí al candidato presidencial Javier Bertucci, tuvimos una conversación muy interesante, yo indagué sobre su vida, ahí estaba Jorge, Cilia acompañándonos, indagué cuándo había empezado su liderazgo pastoral, evangélico. Ha surgido en Venezuela una corriente del evangelismo político latinoamericano, el tipo de trabajo social, por qué él reparte sopas, le pregunté, y me dio su razón, la campaña que hizo, sacó un millón de votos. ¿Quién tiene un millón de votos en la oposición? Pregunto yo. Yo respeto al millón de votantes de Javier Bertucci, los respeto, y respeto a los dos millones de votantes del ex candidato Henri Falcón, los respeto.

Y voy a hablar con sus líderes, y voy a abrir las compuertas para el diálogo político, empresarial, cultural. Y he pedido al profesor Aristóbulo, ministro de Comunas que organicemos un amplio diálogo social con todos los sectores de Comunas y Consejos Comunales del país. ¡Quiero oír a los comuneros del país, con sus problemas, sus diagnósticos, con sus soluciones! ¡Comuneros de la patria quiero recibirlos por fases, por sectores, con propuestas! ¡Quiero escuchar a los pensionados y pensionadas! ¡Quiero escuchar a los movimientos de mujeres y sus propuestas! ¡Quiero escuchar a la juventud! ¡Quiero escuchar a la clase obrera!

Pero ¿para qué? Para la búsqueda de soluciones, en lo táctico, la búsqueda de soluciones en lo inmediato, la búsqueda de propuestas estratégicas del desarrollo estructural.

Quiero escuchar a la clase obrera petrolera, porque necesitamos aumentar un millón de barriles. ¿Y quién lo va a hacer? ¿Maduro? ¿Lo va a hacer Maduro? Le digo a la clase obrera petrolera, Luis Rangel ¿Tú me vas a ayudar o no me vas a ayudar a aumentar la producción petrolera? ¿Dónde está la clase obrera petrolera compañero? ¿Dónde está? Para aumentar la producción petrolera.

¿Cuánto? ¿O no cuento con la clase obrera petrolera?

Lo pregunto. Porque yo ya hice justicia, puse un gran hombre, el mayor general Manuel Quevedo que tiene todo el mando de la industria petrolera, no hay nadie por encima de él en la industria petrolera. Haga todos los cambios que tiene que hacer; está autorizado mayor general Manuel Quevedo, proceda. ¡Cúmplase!

Yo quiero una Pdvsa socialista, y como dice el PPT, una Pdvsa ética, soberana, productiva. Léete el documento del PPT Manuel Quevedo, está lleno de conceptos generaciones de acciones.

Quiero una Pdvsa ética, soberana y productiva, que es columna vertebral de la Nación. ¡Ah, verdad! Hay que romper el modelo rentista petrolero dependiente, pero parece que algunas mafias dentro de Pdvsa escucharon fue, hay que romper a Pdvsa. Están presos los responsables. ¿No los metí preso, no los llevé a la justicia con pruebas? ¿A dos presidentes de Pdvsa no me los llevé? Pero es que la cuestión es no sólo combatir las mafias, capturarlas y meterlas presas, es sustituirlas por nuevos gerentes, por nuevos directores de la clase obrera, pero que produzcan mi compadre porque yo tampoco creo eso es automático, me llevado bastante chasco con la consigna: ¡Que sean de la clase obrera! Los ponemos y no funcionan. Yo sé lo que te estoy diciendo, y tú no vas a conseguir un hombre en esta revolución más comprometido de la clase obrera que yo. No me vengan con dogmas o consignas, no, aquí no sirven los dogmas ni las consignas, ni el falso radicalismo.

Al que pongamos ahí, primero: Honestidad; segundo: Capacidad; tercero: Eficiencia y cuarto: Resultados, lo demás es puro gamelote, el compromiso lo demostraron los resultados, porque hay gente que se tira cuatro Chávez, cuatro chavezasos, que Chávez, que mi Comandante, que mi Comandante ¿y resultado? No tiene ningún resultado, está bien el compromiso con Chávez, con la revolución, con la patria, con nuestro pueblo, se demuestra con amor, con sentimiento, con pasión, pero con resultados concretos de la gestión.

Este año tenemos que aumentar el millón de barriles, si hay que pedir apoyo a la OPEP, pídalo ya, Mayor General, Presidente; apoyo a Rusia, a China, a los países árabes, pidámoslo, pero Venezuela tiene que, mira, repuntar mucho más allá de ese millón, mucho más allá, para ponerlo como ejemplo compañeros. El problema no es Maduro y una buena parte del país así lo entendió, por eso ustedes postularon a Maduro como Presidente, porque no era un trapito, porque estaba echándole pierna, porque ha recibido el amor de ustedes y ha devuelto el amor con amor.

Yo quiero avanzar, lo primero que estoy avanzando, primera línea —toma nota quien tenga que tomar nota— primera línea: el diálogo y la pacificación de Venezuela, primera línea, vamos a un proceso de diálogo y de pacificación. Le he presentado a la comisión de la verdad, justicia, perdón, reunificación de la Asamblea Nacional Constituyente, la propuesta para superar las heridas que dejaron las guarimbas, las conspiraciones hasta el día de hoy, hay un conjunto de personas detenidas por causas de haber cometido delitos, por causas de violencia política y yo quiero que esas personas salgan en libertad y se les dé una oportunidad para un proceso de reconciliación nacional, aquellos que no hayan cometido graves crímenes o asesinatos. Ya Venezuela vivió procesos de pacificación, que yo creo que fueron acertados, no tengo ninguna duda compañeros, Julio Escalona, Fernando Soto Rojas, fueron ¿Cómo se podría llamar? Beneficiarios, protagonistas, del último proceso de pacificación en la IV República, cuando el gobierno de Luis Herrera Campins (que en paz descanse) avanzó hacia un proceso de pacificación y reincorporación a la vida política y civil legal, de los jefes de los grupos guerrilleros, que en armas estaban en el país.

Eran tres grupos, la OR, la Organización de Revolucionarios, OR Liga Socialista, yo era militante de ese de la Liga Socialista, el Partido de la Revolución Bolivariana (PRV) Ruptura, era militante Tarek William y Bandera Roja (CLP) Comité de Luchas Populares, Elías Jaua y Diosdado Cabello en El Furrial, que eran de Bandera Roja los dos, Elías y Diosdado. Elías cogió los caminos universitarios y Diosdado cogió los caminos de las armas legales. Ese proceso, Oscar Schemel, constituyente, analista, es importante revisar, porque es parte del patrimonio político del país. Bueno, son procesos contradictorios, complejos, y de allí yo conocí a Julio Escalona que estaba en la clandestinidad desde el año 66, en el año 79 lo conocimos en el Aula Magna de la Universidad Central, el galán Julio Escalona, todavía tiene su corte, el camarada comandante Julio Escalona.

Yo era un muchachito, ¿verdad Julio? ¿Te acuerdas que era jodedor? ¿Te acuerdas? (risa) Era terrible yo, muy bromista, pero demasiado, muy militante también.

De ahí conocí a Fernando Soto Rojas, “el Viejo” le decíamos, él estaba en la guerra, en el Líbano, en Beirut, con Al-Fatah, los palestinos, y se enteró de que ya podía venir legalmente con su pasaporte a Caracas, y aquí están constituyentes los dos, cómo da vueltas la vida, ¿verdad?, queridos compañeros, comandantes, maestros.

Ellos me enseñaron buena parte de lo que yo sé y soy, y después viene el otro gigante: Hugo Chávez que nos marcó para siempre.

Bandera Roja también, Gabriel Puerta que terminó en la ultraderecha, da mucha tristeza ¿Verdad? Verlo lleno de moho y de hongo dentro de la ultraderecha, despreciado por la ultraderecha, cuando pudo haber tenido un papel de luchar estelar aquí en el campo revolucionario. Y de ahí también Douglas Bravo, padre político de Tarek William Saab.

Alí Rodríguez me cuenta que Douglas Bravo se resistía a legalizarse, decía que él no se iba a legalizar, que él era irreductible, y entonces a Alí le tocó reunirse con “Pepi” Montes de Oca, ministro de Interior entonces, larense, y “Pepi” Montes de Oca le dijo: “Mira Alí Rodríguez mañana sale la Gaceta con los nombres y las cédulas de todos ustedes, a partir de ahí ya quedan indultados, y ustedes hacen con su vida lo que quieran. Dile a Douglas Bravo que el presidente Luis Herrera le mandó a decir…” Douglas Bravo le mandó a decir: “Bueno, si tú quieres quedarte en el monte, que te piquen los mosquitos pa’l resto de tu vida quédate ahí, pero por mí yo no te persigo más, tú eres legal…” Eso me lo cuenta a mí Alí Rodríguez. Bueno, no se quedó, al mes estaba en Coro haciendo un acto, Douglas.

Y así empezó 10 años antes, 68, gana Rafael Caldera, sorprendente porque era la democracia cristiana, más reaccionaria, y sorprende con un proceso de pacificación que no logró abarcar a toda la izquierda venezolana porque había una izquierda revolucionaria con muchos mártires por dentro, y que creía efectivamente que por la lucha armada iban a la toma del poder, y no mandaban a otros, ningún embajador le traía dólares a Julio Escalona, a Douglas Bravo, a Fernando Soto, no, iban con su fusilito a una guerra en la que creían, aunque el balance histórico después puede arrojar algunas conclusiones de esa época heroica, de sacrificio, de martirologio. Diez años antes llega Rafael Caldera a la presidencia, ganó por 5 votos, yo estoy seguro que le quitaron la victoria al maestro Prieto Figueroa, le robaron la victoria pero bueno, así eran esos regímenes electorales fraudulentos, y llamó, negoció con los líderes guerrilleros que estaban presos del Partido Comunista de Venezuela, del movimiento de izquierda revolucionaria, estaban con armas en las manos, cayéndose a tiro todos los días, y el presidente Rafael Caldera decretó un indulto para todos los armados, para todos los líderes, abrió las cárceles y los soltó, y le dijo: “A las calles a hacer política…” Y la izquierda de entonces, tanto del 68 como el 78 dejaron los fusiles y se fueron a hacer política, se fueron a hacer política en paz, respeto, a la Constitución, a las leyes cumplieron.

Yo espero que todos los sectores involucrados en la violencia política del 2014, del 2015, del 2016, del 2017 saquen lecciones del proceso histórico y se vayan a las calles aquellos que cometieron delitos violentos contra la cosa pública y contra la paz del país se vayan a las calles a hacer políticas, quiero una política de pacificación, de reencuentro, de reunificación y reconciliación de Venezuela, creo en la paz del país, necesitamos la reconciliación.

¿Ustedes me van a acompañar en eso?

¡Sí!

Así que anuncio una amplia política de reencuentro y pacificación que permita que los factores que tuvieron en la violencia se incorporen a la lucha política, legal, constitucional, sin armas y sin violencia al país, así lo anuncio.

Primera línea: Diálogo, diálogo, diálogo, paz, paz, paz, reconciliación, reconciliación, reconciliación; pido apoyo de ustedes, ideas, propuestas. Una política de éstas no está exento de errores, pero ya los errores no serán nuestros, quedaran en el campo de ellos, que si uno reincide, si reincide hay justicia y la justicia volverá a actuar porque me dicen ¿Y si algunos reinciden? Y por eso ¿No lo vamos hacer? ¿No vamos a buscar la pacificación, el rencuentro a la reconciliación? Yo he hablado en privado de manera presencial, física, como por teléfono, creo que todo los líderes de la oposición hasta los demás de extrema derecha, yo he hablado y les he dicho esto mismo, lo mismo que digo en público lo digo en privado, lo mismo que digo en privado lo digo en público, con todos ellos he hablado y sigo hablando, y voy a seguir hablando, y Jorge Rodríguez ha hablado hasta con el diablo, como es psiquiatra; se lleva un poco de agua bendita y viene cero kilómetros, de los paseos que hace por allá por donde Lucifer. Se están cansando a los camarógrafos vale, cada día hay menos.

Segunda línea de trabajo inmediata, hubo una reunión muy buena ayer ¿Verdad? Con los gobernadores, el martes, el martes tuvimos tres horas revisando todos los problemas económicos de todas las regiones para tomar medidas de acción inmediata y solución de problemas que se pueden rápidamente corregir para aumentar la producción de alimentos en el país, para a hacer de nuevo el sistema de distribución, tomen nota, hacer de nuevo dije, el sistema de distribución, comercialización y fijación de los precios de todos los productos del Plan 50, hacer de nuevo compañeros y compañeras.

Los que están aquí y no están aquí de la Superintendencia que tenemos de diversos signos, es hacer de nuevo el sistema, sabemos cómo, agradezco las ideas y propuestas, quedamos de acuerdo que mañana viernes me van a entregar propuestas por escrito todos os Gobernadores y Gobernadoras de este país.

Segunda línea: Avanzar hacia un acuerdo económico productivo, para lograr la estabilización de la economía y para lograr una recuperación creciente, sostenida, sostenible, del crecimiento económico en función de una prosperidad económica, de la producción de la riqueza y satisfacción de necesidades. Producción de riquezas y satisfacción de necesidades, riqueza nacional e internacional y satisfacción de las necesidades materiales de nuestro pueblo, de la vida material de nuestro pueblo, el fortalecimiento de los CLAP, le decía yo a los Gobernadores, no los CLAP no es circunstancial, los CLAP llegaron para fortalecerse y quedarse como gran sistema de atención y distribución justa para el pueblo.

¿Qué sería de nosotros sin los CLAP? ¿Qué sería, donde estaríamos? Ernesto Villegas, tú que eres historiador, escritor, futurólogo, casi astrólogo ¿Qué sería de la patria sin los CLAP, compañeros militares, Gobernadora?  Si fue el mecanismo de atención, protección, convirtámoslo en el gran mecanismo de estabilización, vayamos al avance de la multiplicación de las ferias del campo soberano, de los mercados populares, yo di una meta, 3 mil ¿Lo hemos logrado, 3 mil? Hay que ir a una superior, 5 mil, todos los fines de semana un mercado popular, ir al fortalecimiento de las tiendas CLAP e ir a regulación de todos los mercados municipales del país, de todos los mercados municipales que en la gran mayoría están en manos de mafias y se los tenemos que arrebatar a las mafias y fijan el precio de la carne, de la papa, de las legumbres Y dónde está el gobierno pues o es que no hay gobierno en este país o es que no hay gobierno, ¿ah?

Segunda línea —la resalto—: Un acuerdo económico con los sectores empresariales, productivos, públicos, mixtos y privados, para un proceso de crecimiento y recuperación sostenida de todo el sistema económico venezolano.

Tercera línea: Una lucha renovada y frontal, contra todas las formas de corrupción y por el surgimiento de una nueva ética patriota, de una nueva ética ciudadana.

Surgimiento de una nueva ética patriótica, ciudadana, una nueva ética social, una nueva ética económica, porque ¿Qué es el fenómeno de las mafias criminales que se roban el dinero? Porque hay una gente que se dedica a llevarse el dinero del país ¿Qué ética tienen, a quién responde, aman a su patria? ¿No aman a su familia los que se roban el dinero? No, porque su madre su hija, su abuela y su esposa son víctimas cuando están en las calles y les quieren cobrar en los puntos de cobro 30 por ciento más, por pagar con tarjeta, eso se va a acabar.

Aplausos.

Vamos a tomar medidas para que se acabe definitivamente, tengo una reunión con el Consejo Bancario, para establecer medidas con Sudeban, con los gobernadores, para que se acabe el robo en los puntos de pago, buscan mil formas de robar al pueblo ¿Y por qué? La economía criminal, el metabolismo de la economía criminal, necesitamos una nueva ética; o aquel personaje tiene acceso a 3, 4 camiones de los CLAP, se roba un camión de los CLAP y se los vende a los bachaqueros, si lo agarrara con mis manos tendrían que controlarme ¿Oyeron? Porque ése sí es un criminal, porque el que le roba el alimento al pueblo no lo perdona ni Dios, no tiene perdón de Dios, el que se roba las cajas del CLAP para venderlas en la calle es un criminal, es un malnacido que roba a nuestro pueblo chico.

¿Qué ética tiene Mario? Tú que analizas estos temas, camarada Adán Coromoto Chávez Frías ¿Qué ética puede tener? O aquél que lo ponemos al frente de un cargo y termina robando, o termina con su burocracia haciendo lo que le da la gana y no resolviendo los problemas del pueblo, es lo que he llamado yo la lucha contra el minimalismo, la lucha contra el burocratismo y la lucha contra la corrupción; pero no veamos la viga sólo en el ojo propio, veamos la viga en el ojo del empresario privado cuando producen un producto a 100 bolívares y lo quieren vender en 1 millón. ¿Eso se llama ética o se llama ladronaje? Y sucede, sucede.

O cuando sobornan a un funcionario público para obtener prebendas.

Yo quiero que junto al Poder Judicial, al Poder Ciudadano, el Ministerio de Educación y las fuerzas, las reservas morales y éticas de nuestro pueblo lancemos una ofensiva demoledora contra la corrupción, el burocratismo, el minimalismo, lo mal hecho.

Y sobre todo lancemos una ofensiva creadora por una nueva ética patriótica, que nos duela la patria y hagamos las cosas bien por la patria, una nueva ética ciudadana como ciudadanos de un país decente que merece más, una nueva ética social por la visión cristiana de la protección social, del deber social. Hago un llamado a toda Venezuela a la construcción de una nueva ética, sólo con una nueva ética patriótica, una nueva ética ciudadana, una nueva ética social nosotros podremos componer mucho de los problemas que hoy estamos enfrentando, de los más acuciosos de ellos, sin lugar a dudas, un surgimiento de las mafias criminales, de la economía criminal es un demoramiento ético de la República. Claro pues, los procesos sociales, históricos no son lineales, procesos revolucionarios como los nuestros son objetos de reversión, de retroceso y hemos tenido un retroceso ético en la construcción de una nueva espiritualidad, una nueva moral; culpa de Maduro, culpa de Maduro, asumo mis culpas pues, pero asumo mis responsabilidades porque creo en el pueblo, creo en las reservas morales y sé que vamos a lograr que surja, que insurja una nueva ética ciudadana, una nueva ética patriótica, una nueva ética moral.

Pido apoyo también.

Cuarta línea: El fortalecimiento y la ampliación de los logros del Poder Popular, del sistema de seguridad social y protección social desde lo nuevo, compañeros que tienen responsabilidades, la nueva educación, lo nuevo en la educación pública. Sigamos profundizando lo que hemos hecho, pero no nos podemos quedar contemplando como que la vida fuera inamovible y no tuviera una dinámica de cambios permanentes; lo nuevo en el Poder Popular, lo nuevo en el Poder Comunal, lo nuevo en el sistema de Seguridad Social, de las Misiones y Grandes Misiones, lo nuevo en el carnet de la patria, lo nuevo en el poder social de la revolución que ha sido el gran logro; lo nuevo en la igualdad, en la inversión social, lo nuevo, hagamos el mapa de lo nuevo: en la educación, en la salud pública, oído, en Barrio Adentro; prioridad en el sistema hospitalario, en el sistema de medicamentos, el 800-SALUD, en el Seguro Social. Lo nuevo en la cultura nacional, la identidad, la nueva ética, la espiritualidad hacia adelante, lo nuevo en el sistema de vivienda, de hábitat, es la Gran Misión Vivienda, la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor que llegue de verdad porque ha disminuido la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor casi ni existe, mi conclusión después de un estudio que he hecho, más allá de que hagamos un poquito aquí, un poquito allá, la Misión Gran Barrio Nuevo Barrio Tricolor no es para hacer un poquito, es para hacer muchísimo, porque son muchos los barrios y mucha la necesidad.

Valga la autocrítica mía, no se sienta mal el Ministro y vaya a ponerse a llorar, firmeza pero tenemos que ser objetivos, la Gran Misión Vivienda de Venezuela viento en popa, la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor viento en agua.

Lo nuevo, lo nuevo en la creación de empleo, en la protección de los derechos de los trabajadores, en la estabilidad laboral, en el salario, en los cestaticket, en los ingresos, en los bonos. Lo nuevo en las contrataciones colectivas, lo nuevo en la clase obrera, lo nuevo en los empleados públicos, en los maestros, en los trabajadores de la salud, en los trabajadores petroleros, en los trabajadores industriales, en los trabajadores de servicio, lo nuevo en el gran sistema del poder popular, de la seguridad social, de la protección social, de las misiones socialistas fundadas por el comandante Chávez.

Cuarta línea de acción y es una línea de avance, ahí sí podemos avanzar y así una nueva línea de protección del pueblo, lo nuevo en el Carnet de la Patria. Bendito Carnet de la Patria ¿Por qué ustedes creen que el Carnet de la Patria fue el objeto del ataque del enemigo? Le temen, buena parte de las victorias de estos cuatro procesos continuos búsquelo en el carnet de la patria, en la renovación de la esperanza, en el inicio del nuevo sistema, mira, en probar nuevos sistemas de protección del pueblo en medio de una guerra, en donde al pueblo le están echando plomo parejo y tenemos que protegerlos, hemos inventado y no vamos a cesar de inventar en el Carnet de la Patria, protección a la familia, la Gran Misión Hogares de la Patria.

Ya la próxima semana voy a activar la nueva tabla de protección de los cinco millones de hogares de la patria y he propuesto como meta para el mes de julio llegar a seis millones de hogares, ya definitivamente protegidos de manera integral, 24 millones de compatriotas protegidos por la Gran Misión Hogares de la Patria ¿A través de qué? Del Carnet de la Patria.

A través  del Carnet de la Patria la protección de pensionados y pensionadas, a través del Carnet de la Patria la protección de la juventud, de los estudiantes y del pueblo, y del pueblo en general, y del pueblo en general, lo nuevo y lo mejor, lo nuevo y lo mejor.

En quinto lugar: La defensa de Venezuela frente los ataques del imperialismo, la defensa de las instituciones. En los últimos dos meses hemos enfrentado conspiraciones y tenemos capturados a los conspiradores debidamente convictos, y confesos, han confesado toda su trama para intentar evitar las elecciones del 20 de mayo, han confesado quien los financiaba, una alianza de la embajada gringa en Venezuela con el gobierno de Colombia financiando conspiraciones para violencia militar y así creían ellos tratar de evitar las elecciones democráticas y la elección del pueblo. Yo llamo a la defensa de Venezuela por parte de todos los que se sientan patriotas a las agresiones que hemos conocido se suman las últimas sanciones del gobierno de los Estados Unidos, a mí no me intimidan, no me intimidan bajo ningún aspecto, pero lo que sí puedo decirle al pueblo de Venezuela es que las sanciones pedidas por el señor Antonio Ledezma, Julio Borges y la derecha venezolana, por el señor Omar Barboza al gobierno de Estados Unidos y firmadas por el presidente Donald Trump el lunes pasado, hacen sufrir a Venezuela, golpean a todos los venezolanos, golpean a los venezolanos de a pie que viven de su trabajo, nos impiden conseguir el dinero y hacer las transacciones para hacer las importaciones necesarias a Venezuela, las vamos a enfrentar pero no puedo aquí engañar a nadie, nos van a crear graves dificultades, dolorosas dificultades, que vamos a enfrentar paulatinamente y las vamos a superar y las vamos a derrotar, no tengan ninguna duda queridos compatriotas que me escuchan, las sanciones de Mr. Trump serán anuladas y derrotadas, más temprano que tarde con el trabajo, con nuestro sacrificio y con nuestra lucha, así será. Amén, así será.

Quinta línea, la defensa de Venezuela un gran frente amplio de defensa de Venezuela, los partidos políticos le pido ese apoyo, compañero Diosdado, compañeros del Gran Polo Patriótico, les pido ese apoyo nacional, internacional, le agradezco el apoyo -¿Qué le pasó a Arreaza? Lo veo nervioso-. Se fue dicen en mi pueblo, se fueeee, se fueee, se fueee, se fue aquel, se fue. ¿Ah? Se va.

Pido el apoyo nacional e internacional, agradezco todas las manifestaciones de respaldo firme y apoyo de grandes potencias del mundo: De Rusia, de China, de Irán y de otras potencias que en el mundo nos respaldan integralmente con las cuales tenemos asociaciones y alianzas de desarrollo, de beneficio mutuo. La defensa de Venezuela, es posible hacerla desde todos los espacios con todas las instituciones, la defensa de nuestro país para enfrentar las conspiraciones, develarlas, anularlas, derrotarlas; la defensa de nuestra patria, la defensa de nuestra integridad, nuestro derecho a la paz.

Hay que tener mucho cuidado porque Juan Manuel Santos se va el 7 de agosto, junio, julio, agosto, le quedan dos meses y medio y como Álvaro Uribe está preparando en su época, Álvaro Uribe está provocando acciones de provocación en la frontera para dejarle al nuevo gobierno que no sé quién vendrá, dejarle al nuevo gobierno una situación bélica.

Denuncio ante el mundo que Juan Manuel Santos está preparando planes macabros para dejar una situación comprometida de enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia en la frontera, así como hizo Álvaro Uribe, pendientes yo le hago un llamado a las Fuerzas Armadas colombianas a no prestarse a ninguna provocación y al máximo nivel nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana desplegada, máxima inteligencia, máxima prevención, máxima capacidad de defensa del país y llame usted al Ministro de Defensa, Ministro General en Jefe, alértele de todos estos planes, sabemos más de lo que decimos y sabemos más de lo que ellos creen. Yo lo que quiero es paz, con Colombia quiero paz, hermandad, prosperidad, amor, con Colombia queremos transitar el camino de la unión bolivariana, de la unión, bajo el respeto, en Bogotá todos los sectores políticos nos atacan, hay un coro, un coro antivenezolano, antibolivariano, no es nuevo, es el coro santanderista, es el coro de Santander contra la patria de Bolívar, bueno yo espero que el nuevo Presidente que quede electo, tenga la altura, la valentía y el coraje de recomponer las relaciones con Venezuela, que Juan Manuel Santos lamentablemente por su propia culpa, por su propia responsabilidad destruyó a niveles nunca vistos en 200 años.

Clamo por la unión con Colombia, clamo por el respeto de los modelos diferentes y clamo por la paz y el diálogo con Colombia, es mi clamor colombianas y colombianas, es mi clamor, venezolanos y venezolanas

Y por último, en sexto lugar, no por último es menos importante, no, es el rumbo nuestro, es nuestro rumbo compatriotas. Capitalismo o socialismo, bachaquerismo o cristianismo, multiplicamos los panes y los peces o le robamos los panes y los peces al pueblo para revendérselos, construimos la riqueza del país para distribuirla para la felicidad social o que la riqueza se vaya a cuatro familias de cuatro multimillonarios ¿Cuál es el rumbo de Venezuela? Venezuela ha vuelto a ratificar su rumbo, el socialismo, nuestro socialismo cristiano, bolivariano, chavista, robinsoniano, zamorista, nuestro socialismo del siglo XXI, nuestro socialismo democrático, independentista, rebelde, nuestro socialismo solidario, nuestro socialismo, el rumbo.

El comandante Chávez siempre nos preguntaba a nosotros, nunca se me olvida, cada vez que alguien le presentaba un súper plan de lo que sea, cada vez que se le presentaba un plan así sea para construir el ferrocarril, una calle, una carretera, un urbanismo, una cancha de futbol, una escuela, un CDI, un ambulatorio, un liceo, una universidad, una fábrica, siempre preguntaba ¿Dónde está el socialismo? Y él definió el socialismo venezolano como un socialismo multidimensional y definió cinco dimensiones, que tenemos que refrescar en todas las instituciones, tenemos que construir una Fuerza Armada Nacional Bolivariana socialista, cada vez más socialista, más de lo que es ahorita, en cada cuartel, en cada unidad, en cada comando, en cada nave, una Fuerza Armada Nacional  socialista, patriota, antiimperialista, revolucionaria, antioligárquica; por ejemplo, dado que están aquí mis amados Jefes Militares del país, tenemos que construir las cinco dimensiones del socialismo en todos los espacios, la dimensión ética, moral, espiritual, en primer lugar. La dimensión política, ideológica, institucional, en segundo lugar. La dimensión social, del nuevo modelo social, la dimensión económica y la dimensión territorial, aplicado como fórmula de planificación, no podemos responder en lo concreto, desde la comuna de papero de Mérida ¿Ahí dónde está el socialismo? Desde la Universidad Bolivariana de Venezuela ¿Dónde está el socialismo en cada aula? El socialismo como una utopía, sí, como un sueño, sí, pero un socialismo como una utopía concreta, como un sueño concreto, como una práctica concreta.

En sexto lugar yo pongo como abrazo de todas estas cinco líneas que he lanzado, el socialismo, buscar el socialismo

Compañeros de la Asamblea Nacional Constituyente, compatriotas que me escuchan y me ven, estoy aquí como me pueden ver, este joven obrero, este ser humano que se formó en las calles, en los barrios, en las fábricas, que se forjó manejando un autobús, éste que está aquí, luego de pasar las tormentas de cinco años en su primer período, aquí estoy de pie y victorioso, y más comprometido que nunca con nuestro pueblo.

Han elegido ustedes a un Presidente para construir el socialismo; han elegido ustedes a un Presidente para solucionar los problemas; han elegido ustedes un Presidente para el diálogo y la pacificación. Y han elegido ustedes a un Presidente que es pueblo, pueblo de verdad, un Presidente pueblo. Asamblea Nacional Constituyente me subordino a ustedes, a todo su poder magnífico, y me subordino al poder del pueblo, creo en el pueblo, vamos a salir adelante, ustedes verán. ¡Vamos a salir adelante! Y nuestra patria será la patria potencia que soñó nuestro comandante Chávez. Así será. Muchas gracias compañeros y compañeras.

Y desde mi corazón sigo diciendo: ¡Hasta la victoria siempre!

¡Venceremos!

Buenas tardes Venezuela. Muchas gracias.

Caracas, 24 de mayo de 2018

Información adicional