Diplomacia coercitiva viola los principios fundamentales de la OEA

Caracas, 4 de junio de 2018. (MPPRE).- En el marco de las actividades previas al inicio de la 48 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la delegación venezolana representada por la Coalición sobre la Evolución Democrática y los Organismos de Integración Regional, fijó su posición ante las medidas coercitivas unilaterales tomadas por el organismo continental, alegando que estas acciones violan lo establecido en la Carta Democrática.

Estas declaraciones fueron ofrecidas durante el Diálogo de representantes de las Organizaciones de la Sociedad Civil y otros actores con Jefes de Delegación, Secretario General y Secretario General Adjunto, donde concurren diversas representaciones sociales y culturales del continente
Las Organizaciones, Movimiento de Inquilinos, Asovic, Alianza Lambda, Red Ciega, Sures, Fundación Género con Clase, fueron los movimientos sociales que representaron la Coalición venezolana y quienes a través de su participación alzaron su voz en contra de las medidas unilaterales de la OEA, que solo buscan defender intereses imperiales, olvidando los derechos de los pueblos a los que están llamados a defender.

Es así como, ante el contexto social que vive el continente, la delegación venezolana señaló que la OEA, debe representar los intereses más sublimes de los pueblos, como lo son; derechos humanos (DDHH), libre acceso a la educación, derecho a la vida, la alimentación entre otros.

Gisela Jiménez, vocera de la coalición y representante de la organización Fundación Género con Clase, sostuvo que gracias a los procesos políticos que se han suscitado en el continente durante las últimas décadas, se han generado procesos de democracia participativa y protagónica que han transformado la estructura y vida social de las naciones, por lo que aseguró que, “es necesario que los organismos internacionales potencien la transformación de sus estructuras y principios de acuerdo al avance los pueblos”, acotando además que la OEA debe ser reflejo de esos cambios políticos y sociales.

Asimismo, Jiménez durante su intervención apuntó de manera enfática que aunque existan principios de integración internacional y protección a la democracia no deja de preocupar la aplicación de doctrinas y prácticas militares, así como la inversión sin control alguno en presupuestos militares, que dejan en entredicho la verdadera vocación de algunos países en el continente por defender los DDHH, siendo aún un anhelo de los pueblos la declaratoria de América como un territorio de paz.

“Recientemente hemos observado con profunda preocupación como nuestros Estados se alejan del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca para acercarse a alianzas militares con Estados del Norte, responsables directos, en la ejecución de guerras e invasiones arbitrarias a países del sur, en abierta violación al derecho internacional”, dijo la representante del movimiento social venezolano.

Ante el accionar diplomático de la OEA, Jiménez señaló cómo algunos hechos con tendencia coercitiva han logrado fomentar el unilateralismo en la región, tendencia que vulnera la Carta de la OEA, alertando sobre lo que denominó como “cierto tipo de diplomacia coercitiva”. Para la coalición este tipo de diplomacia “acentúa el unilateralismo y desprecia lo espacios colectivos y democráticos de integración regional para la solución pacífica de las controversias entre los Estados. Esta tendencia vulnera la carta de la OEA”, sentenció Jiménez, al tiempo que sostuvo que estos hechos suponen un olvido al largo camino avanzado por la comunidad internacional para asegurar la paz.

Información adicional