Canciller Arreaza participa en Viena en Seminario Internacional sobre las Medidas Coercitivas Unilaterales

Caracas, 27 de junio de 2019.- Las medidas coercitivas unilaterales adoptadas ilegalmente por el gobierno de Estados Unidos pretenden evitar la independencia de los procesos nacionales e imponer un modelo que obedezca a sus intereses económicos, enfatizó este jueves el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza.

Durante su intervención en el Seminario Internacional sobre las Medidas Coercitivas Unilaterales (MCU) y sus Impactos, que tuvo lugar en Viena, el diplomático venezolano denunció los efectos nocivos de las arbitrarias sanciones que ha impuesto Washington a Caracas.

“Con qué autoridad moral o legal un Estado pretende imponer, incluso sancionar, a otro país. En qué artículo de la Carta de la ONU se le permite a un gobierno unilateralmente presionar a otro por vía económica para lograr los objetivos de ese país”, cuestionó.

El canciller Arreaza citó, en este contexto, el informe sobre los efectos de las ilegales medidas en la economía venezolana elaborado y difundido recientemente por los economistas estadounidenses Jeffrey Sachs y Mark Weisbrot, cuyas conclusiones sugieren que al menos 40 mil venezolanos y venezolanas han fallecido como consecuencia directa de las sanciones de Estados Unidos.

En el ámbito financiero, reiteró que el cerco económico dirigido desde la Casa Blanca ha derivado en el bloqueo de unos 5 mil millones de dólares del Estado venezolano en la banca europea; la mayoría de los activos, equivalentes a € 1.543 millones, se mantienen retenidos en el Novo Banco de Portugal.

El canciller venezolano reafirmó, igualmente, que esos recursos serían destinados a la adquisición de medicinas, alimentos y demás productos básicos para atender las necesidades de la población, así como a la compra de materiales para garantizar el funcionamiento de la industria petrolera nacional.

Confiscación de Citgo

En la misma línea discursiva, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores denunció la ilícita confiscación de Citgo, filial de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. en Estados Unidos valorada en más de 30 mil millones de dólares.

“A principios de enero, el gobierno de Trump decidió confiscar Citgo, tomar control de la empresa y decir que está bajo la autoridad de un gobierno paralelo que ellos trataron de imponer a principios de este año en Venezuela. No pudimos repatriar las ganancias de Citgo ni en 2017, ni 2018 ni ahora, ni poder invertir los recursos de Citgo en la industria petrolera venezolana”, recapituló.

El diplomático sostiene que EEUU, además de promover y financiar las conspiraciones en Venezuela, pretende aplicar la tesis del ‘hambreamiento’ del pueblo venezolano, con el propósito de crear una situación de descontento generalizado que propicie el derrocamiento del Gobierno nacional.

El canciller Arreaza acentuó el efecto de las medidas coercitivas impuestas por Estados Unidos contra la economía venezolana, que no pudo ser ocultado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en su reciente visita al país latinoamericano.

“El nuestro es un continente en disputa y Venezuela está en el centro de la disputa, porque está bendecida por riquezas en recursos naturales casi inagotables”, complementó.

El Seminario Internacional sobre las Medidas Coercitivas Unilaterales y sus Impactos fue coorganizado por las misiones permanentes de Cuba, Irán y Venezuela en la capital de Austria, y participaron expertos como Alfred de Zayas, Idriss Jazairy y Rahmat Mohammad.

Información adicional