De Zayas: Corte Penal Internacional debería establecer responsabilidad penal por medidas coercitivas unilaterales

Caracas, 27 de junio de 2019.- La Corte Penal Internacional debería investigar si ciertas sanciones pueden considerarse delitos contra la humanidad según el artículo 7 del estatuto de ese tribunal, sugiere el antiguo experto independiente para la promoción de un orden internacional democrático y equitativo de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Alfred de Zayas.

“Tenemos el concepto de crímenes o delitos geopolíticos y creo que habría que pensar en esto, la Corte Penal Internacional debería establecer una responsabilidad penal por la imposición de medidas coercitivas unilaterales y hacer estimaciones de la reparación debida a las víctimas”, dijo el relator durante su intervención en el Seminario Internacional sobre las Medidas Coercitivas Unilaterales (MCU) y sus Impactos, que se llevó a cabo este jueves en Viena, Austria.

El especialista enfatizó que las sanciones económicas arbitrarias, como las impuestas por el gobierno de Estados Unidos contra la población venezolana, contravienen el espíritu de la Carta de las Naciones Unidas.

“Los órganos de las ONU han condenado una y otra vez las medidas coercitivas unilaterales”, dijo al respecto y agregó que los Estados Unidos “se creen realmente que están por encima de la Carta de las Naciones Unidas”.

El relator enfatizó, igualmente, que la Carta de la ONU reposa sobre la filosofía del multilateralismo, el compromiso con la cooperación internacional y la igualdad soberana de los Estados.

¿Qué buscan las sanciones económicas?

En su discurso, advirtió que este tipo de medidas tienen el objetivo de provocar el fracaso de las economías en los países a los que se les aplican, con el propósito de facilitar el cambio de gobierno e imponer un modelo socioeconómico neoliberal.

En este sentido, citó como referencia la situación que se produjo en Chile a comienzos de la década de 1970, cuando fue derrocado el presidente de ese país suramericano, Salvador Allende.

“Se derrocó a Salvador Allende y esto llevó a 17 años de dictadura y torturas bajo el general Pinochet, pero Estados Unidos y las élites oligarcas de Chile estaban felices de volver a lo que podrían llamar ‘los buenos tiempos’ cuando los ricos eran ricos y los pobres eran pobres”, agregó.

El especialista considera que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas debe condenar las ilegales sanciones como “algo criminal”.

Información adicional