Seminario Internacional sobre Medidas Coercitivas Unilaterales expuso crímenes de lesa humanidad de EEUU

Caracas, 27 de junio de 2019.- “Se pretende inducir las medidas coercitivas unilaterales bajo el pretexto de acción humanitaria, pero no puede existir acción humanitaria que cause estragos humanitarios, cualquier acción humanitaria debe ser independiente de los objetivos políticos y económicos”, reveló el profesor Ignacio Ramonet este jueves durante las conclusiones emitas por el Seminario Internacional sobre Medidas Coercitivas Unilaterales (MCU), en Viena, Austria.

En este sentido, Ramonet expresó que los panelistas del seminario han propuesto crear una oficina o entidad donde darán seguimiento a las “sanciones” violatorias de los derechos humanos de los venezolanos con el objetivo de documentar y crear una denuncia que demuestre ante la Corte Penal Internacional, los impedimentos para comprar alimentos y medicamentos.

Durante el encuentro se catalogó a las medidas coercitivas unilaterales como sanciones que matan “porque son una guerra bajo otro nombre, esta guerra se presenta como un castigo colectivo que causa sufrimiento a la población civil, esto es contrario al artículo 24 de la Carta de las Naciones Unidas. El verdadero objetivo de esas medidas es la voluntad de producir un cambio de modelo económico y político, es decir, un cambio de régimen por la fuerza”, puntualizó Ramonet.

“Las sanciones son medidas extraterritoriales y cualquier medida extraterritorial está reñida con el derecho internacional porque interfiere en los proyectos de desarrollo de los países y también en su soberanía, no pueden estas sanciones ir contra la dignidad humana”, aclaró.

Ramonet concluyó en nombre de los panelistas y los presentes, diciendo que la Comunidad Internacional debe levantar su voz y declarar estas medidas como ilegales, igualmente destacó que “las llamadas sanciones son delitos graves contra los derechos humanos y por consiguiente pueden ser calificadas como crímenes contra la humanidad así que la Corte Internacional tiene competencia para juzgar los crímenes contra la humanidad”.

Venezuela, Cuba e Irán rechazan medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de EEUU

En nombre de Venezuela, Cuba e Irán, el embajador y representante permanente de la República Islámica de Irán ante las organizaciones internacionales establecidas en Viena, Kazem Gharib Abadi, señaló que “las medidas coercitivas unilaterales son llevadas a cabo por un Estado fuera del marco del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y en contra de los convenios principales de la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y otras resoluciones de la Asamblea General”.

El embajador Gharib expresó que el Derecho Internacional señala que “todos los Estados son independientes y llevan el mismo estatus jurídico, por lo tanto ningún estado puede ejercer su autoridad sobre el territorio de otro Estado sin su consentimiento”.

Asimismo, el Diplomático señaló que las sanciones no apuntan directamente al Estado, sino a su pueblo, a su soberanía e independencia creando un impacto desproporcionado sobre la vida de las personas.

Por otra parte, explicó como el gobierno de Estados Unidos viene aplicando desde hace tiempo estas medidas coercitivas unilaterales no solo con Venezuela Irán y Cuba. “Desde 1984 ha impuesto más de 27 sanciones a varios Estados, entre 2009 y 2015″.

Finalmente el embajador iraní expresó que “somos firmes en el apoyo del principio a la no intervención, no injerencia e igualdad entre naciones, convencidos que el multilateralismo y el derecho internacional son las respuestas ante estas medidas”, concluyó.

Información adicional