Mnoal respalda legitimidad de elecciones presidenciales en Bolivia

Bakú, 26 de octubre de 2019.- Durante la celebración de la XVIII Cumbre de los líderes del Movimiento de los Países No Alineados (Mnoal), desarrollada en Bakú, fue presentada una declaración conjunta en la que se destaca “el espíritu democrático del pueblo boliviano que asistió a las elecciones presidenciales de manera pacífica y cívica” en Bolivia.

“Los jefes del Estado y de Gobierno felicitaron a su excelencia, Evo Morales Ayma, por su reelección como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia para el período 2020-2025” y demandaron el respeto de la voluntad soberana del pueblo boliviano, según se puede leer en el texto del documento.

En esa línea, los 120 países que conforman el organismo multilateral coincidieron en felicitar al presidente actual de Bolivia, Evo Morales, por su victoria en los recientes comicios presidenciales celebrados en ese país suramericano, y llamaron a respetar el resultado electoral.

Ya durante la apertura de la plenaria del encuentro XVIII de los No Alineados, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, expresó solidaridad plena para el pueblo de Bolivia y muy especialmente para el presidente Morales, al tiempo que denunció que a pesar de haber resultado reelecto con una amplia mayoría constitucional, hace unos pocos días para un nuevo período de gobierno, “enfrenta una campaña de desestabilización”.

De acuerdo al Tribunal Supremo Electoral (TSE), con 99,99 % de las actas verificadas, el candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, se alzó con el 47,07 % de los votos, mientras que Carlos Mesa, del partido conservador Comunidad Ciudadana, obtuvo el 36,51 % de los sufragios. El 0,01 % de las actas fue anulado, según el cómputo electoral.

Con este resultado, el actual presidente de Bolivia fue reelegido con una amplia ventaja que supera los 10 puntos sobre su principal contrincante, y en ese sentido ha sido descartada una segunda vuelta.

Ante la derrota, el abanderado del partido conservador ha denunciado un supuesto “fraude electoral”, lo que ha desatado diversos focos de violencia en la capital boliviana.

Información adicional