Desde la Cancillería venezolana Patrik Köbele del Partido Comunista Alemán diserta sobre las desigualdades en Europa

Desde la Cancillería venezolana Patrik Kobele del Partido Comunista Alemán diserta sobre las desigualdades sociales en Europa

Caracas, 14 de noviembre de 2019.- La lucha de clases en Alemania y Europa, así como también la solidaridad con la Revolución Bolivariana, fueron los temas abordados por el presidente del Partido Comunista Alemán, Patrik Köbele, quien ofreció una conferencia este jueves en los espacios del Ministerio del Popular para Relaciones Exteriores, en el marco de su visita a Venezuela. Dicha actividad contó con la organización del Comité de Solidaridad Internacional (COSI).

Durante su disertación, Köbele señaló que el Partido Comunista Alemán consideraba a la Unión Europea (UE) como un artefacto construido con fines imperialistas, en el que los países con economías fuertes desangran a los países con economías más débiles.

Para evidenciar la desigualdad existente en la UE, Köbele desplegó algunas de las cifras del Producto Interno Bruto (PIB) de países como Bulgaria y Luxemburgo. “El per cápita de toda UE es de al menos 30.000 euros, pero Bulgaría que es uno de los países más débiles de este bloque tiene un PIB de 15.000 euros, es decir, la mitad del promedio de la UE. Mientras Alemania tiene un PIB de 38.000 euros, y un país bastante pequeño como Luxemburgo posee un PIB de 54.000 euros”, indicó.

Asimismo, recordó que dentro de las leyes fundamentales de la UE, se encuentran cuatro grandes libertades, primero el libre tráfico de mercancías y comercio, seguido del libre tráfico de servicios, el libre tráfico de capitales y el libre tráfico de mano de obra. Esto implica automáticamente el efecto de que las economías más consolidadas desangren a las economías más débiles, porque este sistema priva a las economías más débiles de la posibilidad de levantar impuestos por la importación o exportación bienes y servicios.

“La salud pública en Grecia está hecha añicos, la propiedad pública fue privatizada y esto ha conducido a las personas a una pobreza dramática. No obstante la clase alta de Grecia ha sacado ganancias y ventajas de esta situación, y es esta la razón por la que las clases dominantes de los países más débiles miembros de UE se mantienen firmes y apoyando la desigualdad, esto es también una prueba de que los capitalistas desconocen una Patria, porque son capaces de llevar a sus pueblos y economías a que sean saqueadas”, sentenció Köbele.

Con respecto a la situación en Alemania, el Presidente del Partido Comunista Alemán explicó que en este país las leyes estipulan que si un trabajador está muy bien remunerado, esta persona será despedida de su cargo, lo que ha conducido a que se tenga una alta productividad con salarios muy bajos. Asimismo, el capitalismo se ha aprovechado de las personas que llegan a Alemania huyendo de zonas en conflicto o en guerra, ya que les ofrecen un salario más bajo, y con ello también ejercen medidas de presión sobre la clase obrera alemana.

Dichas medidas de presión sobre la clase trabajadora han afectado las expresiones de solidaridad del pueblo alemán, quienes están temerosos de perder sus empleos si demuestran apoyo hacia las causas justas. Al respecto, Köbele manifestó que no siempre es una posición de romanticismo demostrar solidaridad con el mundo, cada vez queda más claro que la solidaridad internacional tiene que ver con una conciencia de la lucha de clases.

Como símbolo de las luchas y protestas de la clase trabajadora europea, el Presidente del Partido Comunista Alemán, obsequió al viceministro para Europa, Yván Gil, un chaleco amarillo como el que el usaron los manifestantes durante las protestas de 2018, en Francia.

Información adicional